Primeras medidas a tomar ante un problema de fertilidad. Recomendaciones para las parejas que quieren tener un hijo.

En los mecanismos de reproducción humana los factores ambientales no están exentos de importancia, a veces, cuando buscamos un embarazo olvidamos la importancia fundamental de llevar una vida sana. Nuestra forma de vida actual no ayuda a resolver los problemas de fertilidad y es importante plantearse hacer algunos cambios. No solo la futura madre sino también el padre.

Para facilitar el embarazo es fundamental: no fumar, ni beber, comer bien, hacer ejercicio, no padecer estrés… en definitiva llevar un vida sana.

Si estás buscando un bebé tanto el hombre como la mujer deben abandonar el hábito del consumo de alcohol. Existen estudios que demuestran que disminuye la producción de espermatozoides. El alcohol frente a la creencia social de que es un estimulador, en realidad es un depresor con doble efecto negativo sobre el hombre, menor número de espermatozoides en semen y ocasiona problemas de erección.

El tabaco y las drogas son por descontado enemigos de la fertilidad, reduciendo drásticamente las posibilidades de concebir. El tabaco contiene productos tóxicos, entre ellos la nicotina que rompen la cadena de ADN del espermatozoide.Las drogas afectan a la movilidad de los espermatozoides dificultando la fertilización de los óvulos. Marihuana, cocaína, heroína, éxtasis, etc. provocan problemas en la erección y tienen un efecto negativo en la calidad del semen, dañan el ADN de los espermatozoides

Otros factores no tan evidentes puede ser la utilización de pantalones ajustados que compriman la región genital. Los testículos se encuentran separados del resto del cuerpo en el escroto, lo que le permite estar unas décimas por debajo de la temperatura corporal, esto es esencial para el correcto desarrollo de los espermatozoides. Una vida sedentaria en la que pasamos muchas horas sentados, llevamos ropa ajustada que acerca los testículos al cuerpo, aumenta la temperatura de los testículos y afecta a la cantidad y calidad de espermatozoides.

¿Cómo podemos ayudar a mejorar la calidad del semen? ¿Cómo podemos ayudar a conseguir un embarazo?

Una medida a considerar es llevar una vida saludable al menos tres meses antes de la concepción. El semen tarda 72 días en desarrollarse completamente, sería a partir de entonces cuando notaríamos la diferencia.

Abandonar el consumo de Tóxicos como alcohol, tabaco

Una alimentación equilibrada es muy importante, para conseguir el peso adecuado, tanto para el hombre como para la mujer. La obesidad y una mala alimentación dañan notablemente la fertilidad. El sobrepeso y el bajo peso son causas de infertilidad. Una dieta desequilibrada produce un desequilibrio hormonal, que en la mujer no facilita el embarazo, y afecta al correcto funcionamiento del ciclo ovulatorio. En el hombre disminuye la cantidad y movilidad de los espermatozoides.

Tanto para tu calidad de vida como para conseguir en embarazo. El ejercicio físico es fundamental en cualquier época de toda tu vida, pero no hablamos de que vayas al gimnasio a machacarte. Entre 45min – 1h de caminar todos los días sería suficiente. Mejoraras tu calidad de vida, evitarás la obesidad y facilitaras la concepción.

El estrés es uno de los factores más importantes y que menos se valoran. En el hombre dificulta la fertilidad, produce discapacidad eréctil y disminución de la calidad seminal, además de ir acompañado por hábitos de vida no saludables (fumar, beber, comer mal, dormir poco…).

En la mujer es doblemente importante pues además de su propio estrés, le afecta también el de su pareja. Es muy importante evitar presiones y obsesiones. Biológicamente el cuerpo se prepara para albergar una nueva vida, un cuerpo mal alimentado, alterado hormonalmente, estresado, etc… no es un cuerpo preparado para poder nutrir a otro ser vivo, y nuestro cuerpo lo sabe, por eso dificulta la concepción.

Una vida sana es fundamental para lograr el deseo de SER PADRES.